Llaman a exigir agenda a independientes. Advierte ex Canciller alta desaprobación hacia el Gobierno y los partidos

Alejandra Pedroza

GUADALAJARA.- Ante el riesgo de que ex militantes de partidos políticos se postulen con la bandera de aspirantes independientes en los comicios, el ciudadano tiene la decisión de votar o no por ellos, expresó ayer Jorge Castañeda.

El autor del libro “Sólo así: por una agenda ciudadana independiente” señaló que la encuesta que publicó ayer Grupo Reforma, en la que el Presidente Enrique Peña Nieto resultó con una caída a 30 por ciento de aprobación entre los ciudadanos y 22 por ciento entre líderes, evidencia el descontento con el Gobierno.

“Nunca ha habido un Presidente con niveles tan bajos de desaprobación”, expresó.

El nivel de desaprobación, apuntó, no expresa necesariamente repudio al Presidente, sino al sistema de partidos, por lo que la opción, planteó, son las candidaturas sin partido para 2018.

El ex Canciller ofreció la conferencia “Sólo un independiente puede sacudir a la clase política” en la Universidad Panamericana.

Advirtió que no por el simple hecho de ser independientes los aspirantes a un cargo de elección garantizan resultados.

Los candidatos, subrayó, deben tener una agenda que incluya la lucha contra la corrupción y contra las violaciones a los derechos humanos, así como la disminución de los recursos públicos destinados a los partidos.

En entrevista, insistió en la necesidad de evitar la dispersión del voto a favor de los candidatos independientes.

“No creo que es un tema de legislación, lo peor que se podría hacer es tratar de legislar en ese sentido. Que haya todas las candidaturas que se quiera, pero que se pongan de acuerdo o que haya algún tipo de mecanismo para decantar y llevar al final a un solo o una única candidata independiente en cada elección, y principalmente en la presidencial del 2018”, apuntó.

DEMANDA REACCIÓN

Desde agosto, en que Donald Trump, precandidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, inició una campaña con discursos de odio hacia México, el Gobierno de este país se ha equivocado en no responderle, expresó el ex Secretario de Relaciones Exteriores.

“Fue un error pensar que Trump iba a desaparecer y pensar que respondiendo iba a tener consecuencias negativas para México, al revés”, señaló.

Ni las autoridades ni la sociedad, advirtió, han dado una respuesta que esté dirigida a los votantes estadounidenses y que no se quede en México.

 

Publicado originalmente en la versión impresa de Reforma